Queridos Reyes Magos...

... estos años me he portado mal, realmente mal; he sido una niña mala.

Os explicaré que ha sido de mi vida desde la última vez que nos carteamos, amiguis...
A los ocho años me regalásteis a Fofo, mi gato (que en paz descanse), como ya bien sabréis, cuyo cuenco y cuya correa os olvidásteis y tuvimos que comprar. A veces parecéis humanos y todo...
Pues bien, días después de haber estrenado a Fofo decidí que a lo mejor se sentía solo. Le busqué una amiguita y los metí a los dos en una cajita bien mona, con corazoncines y todo, para crear ambiente.
Bien, pues después de esto me percaté de que me habíais traído a un gato defectuoso; se comió a la amiguita que le había buscado (tendríais que haberlo traído con instrucciones, yo no sabía que los gatos comían caracoles).
Unos meses después Fofo se escapó. No le gustaban las citas.
A los tiernos y puñeteros nueve años descubrí que no existíais; gamberros, engañar a los niños para que crean que no existís y cargarlo a la cuenta corriente de sus padres está muy, pero que muy feo. Pero tranquilos, yo creo en vosotros (aunque seáis más malos que el cagar).
Un poco después decidí contárselo a los demás nenes del cole. Para que supieran la verdad, y eso, que ya me los imaginaba en vela esperándoos, los pobreticos... 
Cuando María de los Marianos se echó a llorar y Pablito me intimidó para que me callase (sólo llegó a meterse el dedo en la nariz y sacarse... los mocos), la seño llamó a mis padres y me quedé toda la semana sin colegio. No lo consideré un castigo, esa semana fue realmente provechosa; averigué de donde salían los niños.
Así que, trotando, trotando, a los nueve meses concí a mi hermanito. Mi madre le llamó Pablito, por mi abuelo, dijo; también hizo notar que era un orgullo tener un niño llamado como su abuelo, alguien tan distinguido.
Yo sólo esperé que no se sacara los mocos como el Pablito de mi clase.
Mis diez añitos llegaron, y con ella mis primeras grandes gamberradas: le tiré la pintura verde en plástica a mi profe (durante aquellos geniales días la llamamos la hulk. Pobre, espero que no dimitiera por eso, que malos son los niños); a mi primer novio le mandé cartas-amenazas porque descabezó a mis barbies; le pegue los cigarrillos a mi padre al cenicero (el cenicero acabó en el suelo, con los cigarrillos pegados y hecho añicos);...
Os seguiria contando, pero tengo que hablaros de mis once años... 
Esta etapa de mi vida no fue demasiado interesante, pasemos a los doce.

Y a los doce pasaremos en le próxima vez que nos veamos.
¿De quién creéis que es esta carta? :D

11 palabras sueltas:

$_alice_# dijo...

wooooo!!!! esta chulo!! yo voy a ver si me hago un blog... ya lo veras!!

Bohemia dijo...

Bieen, así te comento yo también (H)

Anónimo dijo...

¬¬ mala persona! los reyes si existen! k sepas k no has conseguido destrozar mi inocencia n mis ilusiones con tus sucias mentiras y tus patrañas...jumm.. xD

Anónimo dijo...

uuuu bohemia desde cuando el cagar es malo?...k yo sepa cago to los dias y no me e muerto jumm!XD mae mia la carta¿? nose d kien sera...pero cuando tengas el gato puedes llamarlo...flofo!!!siii!!XD y weno eso, k ya tienes aki el comentario k kerias y d manera "anonima" xk yo lo valgo va??^^ jaaja weno se me va...ale k ya tieenes el comentario...tu deseoso comentario...

Anónimo dijo...

pobre caracol T_T,para que se lo come el gato...tenia una larga vida por delante para correr y correr

Neri dijo...

Me reí taaaaanto :)
qe estés bien

marta dijo...

Con lo del gato que se come al caracol, me has matado. Aiis jajaja, muy bueno :)

.aruchita dijo...

jajajaja
me rei mucho :DDDD
pobre caracolito xD
me gusta mucho el diseño de tu blogg esta muyy lindo :)
un besito ^^

Albademadrugada dijo...

Mirso! jiji que bueno encontrarte por aquí :)
bonito blog! :P
por cierto, el blog de blogaliza(el de la entrada de mago) no lo uso :S, ahora uso el blogspot (albademadrugada) xd
espero verte por allí(me verás por aquí, no te preocupes ;) jajja :D
beso enorme, y te agrego ok? :)

Irene P. I. dijo...

Te sigo porque esto me ha dejado O.O
Ojalá yo tuviese valor para echarles a los reyes en cara el destrozarme la infancia.

Bohemia dijo...

Mmm... No lo hacía para echarle en cara nada a nadie, Irene xD
Era una carta broma ^^

Mis cucos

Frase de mañana :)

"Si el día tuviera cuarenta y ocho horas, pasaríamos veinticuatro durmiendo".